Comprar una casa en España.

Comprar una Casa




Primeros Pasos para Comprar Casa

Cómo empezar la compra de casa? Que parte de mis ingresos puedo destinar. Dónde buscar? Bancos, Internet, inmobiliarias, amigos, familiares, periódicos, carteles callejeros, donde?
La sensación que esto es un asunto prácticamente inalcanzable es algo normal. Avanzamos cuesta arriba.

El sueño de la casa propia.

Financiamiento de la Casa

Lo primero es analizar cuanto dinero disponemos para pagar una letra mensual. Si el monto es un tercio de nuestros ingresos mensuales, las entidades bancarias no tendrán impedimento para ofrecerle un crédito hipotecario a largo plazo. Para tener una idea, un préstamo a treinta años implica el pago de 30 euros mensuales por cada 6.000 euros que nos presten. También debemos tener presente que este tipo de transacción implica gastos aproximados que alcanzan 10 a 14 por ciento del valor de la propiedad. Por ejemplo, si el crédito hipotecario es de 60.000 euros, por lo que corresponde pagar una cuota mensual de 300 euros mensuales, el dinero real disponible para la compra de una casa es de 54.000 euros. Los seis mil restantes se pagarán en gastos del crédito, seguros contra daños, gastos de hacienda, notaría y comisiones.
Cumplidas las condiciones que se requieren y el crédito otorgado, para la compra de la casa, comienza lo más engorroso: encontrar la vivienda.




Seguro para Préstamo Hipotecario

Al otorgar un crédito hipotecario, muchas entidades financieras sólo entregarán el crédito si el solicitante adquiere las polizas de seguro exigidas. Por ejemplo: seguro de vida y seguro multi riesgo hogar.
Por otra parte, se debe adquirir una póliza de seguro contra incendios. Este seguro es obligatorio y lo exige la ley española.


Elección de la Casa
Teniendo claro el valor promedio de las casas comenzamos eligiendo lo más adecuado a nuestras necesidad: número de habitaciones, número de baños, tamaño del patio, zona en que se encuentra, antigüedad de la construcción.
Mientras elegimos nuestra joyita, todo nos parece caro. Lo que observamos no es precisamente lo publicitado, es obscuro, más pequeño de lo imaginado y sumado a ello, debemos invertir en reformas. Pensamos que esta búsqueda no tiene fin.
Al próximo día, que tenemos disponible para buscar la vivienda, comenzamos a interiorizarnos de la relación de precios y de las diferentes calidades de construcción. Poco a poco le vamos tomando la mano y comienzan los frutos de nuestra gestión.

Temas Relacionados
Hormigón
Todo sobre el material más resistente para edificación.
Anterior Siguiente Subir Salir